UA-37291030-9

martes, 7 de mayo de 2013

Havaianas, suelado que no calzado!

     Probablemente será uno de los mejores calzados que existan en el mundo, si es que se le puede llamar así. Yo personalmente las prefiero llamar "suelados" Al menos las únicas que en mi caso han tenido capacidad de aguantar casi 6 años en perfecto estado de revista y que aun deberán aguantar, o eso parece, otro par de temporadas.

     Las chinelas, ni siquiera reparé en que su marca eran havaianas, las adquirí en Buzios, Río de Janeiro, Brasil,  en octubre del año 2007, durante el viaje en el que conocí a la que ahora es mi esposa. 
    Nos habíamos citado en Río de Janeiro para conocernos en persona, después de más de 1 año de hablarnos por Internet, y yo había hecho la reserva online de los lugares en dónde nos quedaríamos. 

     Una vez en Buzios, al regresar de visitar aquellas maravillosas playas y de echar en falta un calzado cómodo, liviano, impermeable y de goma para que se pegara a las rocas y a la vez protegiera los pies de ellas, mi amada me recomendó que comprara unas chinelas como las que ella llevaba. 

      Yo que siempre me ha gustado caminar con el pie bien protegido, en la montaña con botas o haciendo deporte acostumbrado a las zapatillas deportivas, o en el trabajo con los zapatos bien cerrados para que el pie esté protegido de pisotones o estúpidos golpes, tropiezos o la caída de algún objeto, no encontraba sentido al uso de ese "solado" si no era para ir a la ducha en casa o cuando utilizas las piscinas públicas para no pillar los molestos hongos. 
     
      Una vez compradas las chinelas, más tarde entendería el porqué del oriental nombre, podéis creer que no las cambié por otro calzado en todo el tiempo que estuve en Buzios, 15 días, hasta que regresamos a Río, exceptuando los días que había cena en el hotel o alguna visita de etiqueta.

    Desde entonces, transcurridos casi 6 años, las chinelas han recorrido y pisado desde América hasta Europa, sin pisar ningún continente más, claro.
     Y aun continúan conmigo dispuestas a darme servicio ajadas, desgastadas, erosionadas y hasta pasadas de fecha, caducadas por así decir.

     Y una cosa os digo, por experiencia nunca vi "suelado", que no calzado, más fiel y proporcionalmente más útil.   Y además por ese precio inferior a un paquete de preservativos que, dependiendo de la presentación,  su máximo tiempo útil son 12 usos o 6 meses...! 
     Y porque esto no es, para nada, publicidad de ninguna marca en concreto, todas son chinelas, ahora entiendo el porqué de su masiva utilización en los países tropicales.

     Simplemente, un calzado práctico.


     Sacad vuestras conclusiones!

     Salud y Suerte!